Cable a tierra

Pese a la actual crisis, el 61% de los jóvenes peruanos de entre 18 y 39 años considera que la “situación financiera general” mejorará en los siguientes 12 meses (Deloitte). Si bien es positivo mantenerse optimista en épocas difíciles, es muy importante que el entusiasmo esté conectado a la realidad con hechos; de lo contrario, se convertirá en frustración futura.

Según la Encuesta de Millennials 2020, las principales preocupaciones son el crimen y seguridad, el cambio climático y el desempleo. Si bien son preocupaciones válidas (dos responden a factores internos y la otra es el problema de moda), no se aprecian inquietudes sobre riesgos internacionales que imposibilitarían dicha mejora dentro de un año.

Por ejemplo, no se percibe preocupación sobre el hecho de que este año el 93% de economías entrará en recesión (WB) y que la producción no llegará a niveles prepandemia hasta finales de 2022. Tampoco se aprecia ningún tipo de incomodidad respecto a la drástica reducción de libertades en el mundo, que ya costó la caída de una democracia (Hong Kong, Jun-20).

Esta miopía sobre la realidad se explica porque los millennials” del país consideran como “fuentes de información confiables” (1) a líderes de ONG y organizaciones sin ánimo de lucro, (2) a plataformas de redes sociales y (3) a activistas (Deloitte), los cuales tienen sus propias agendas de intereses y no siempre se apoyan en hechos o datos.

El detalle es que, en los siguientes comicios, el 52% de votantes serán millennials y de la generación Z (INEI), ante lo cual el sesgo de información supondrá un problema no menor para elegir al siguiente gobierno.

Deja una respuesta