El movimiento Respeto nace en el 2010 con el propósito de promover políticas públicas que respeten la libertad de elección social y económica. Personas como Jaime Barco y Juan Manuel Calvi – con la participación externa de Mario Zúñiga y Fernando Cáceres – formaron parte de esta primera etapa, en la que bajo la marca Respeto x Respeto (RxR) se realizaron campañas favorables al matrimonio entre personas del mismo género, la legalización (de forma regulada) de las drogas, y el voto voluntario. En esta etapa el movimiento trabajó bajo la denominación social del Instituto Respeto x Respeto.

Inspirados en el trabajo de RxR, en el 2012 Mario Zúñiga, Fernando Cáceres y Juan José García decidieron empezar a realizar la defensa de las libertades desde la posición de quienes contribuyen con impuestos al financiamiento del estado peruano -sean personas o empresas- y exigen en contraprestación el respeto a sus libertades sociales y económicas. En esta etapa el movimiento trabajó bajo la razón social Asociación de Contribuyentes del Perú.

En el 2017, Fernando Cáceres decide apartarse de la Asociación de Contribuyentes del Perú, que hasta hoy continúa existiendo bajo esta misma marca, y luego se apartaría también Mario Zúñiga.

Finalmente, en el 2018 Fernando Cáceres y Mario Zúñiga fundan la Asociación Contribuyentes por Respeto, que hoy trabaja bajo la marca del mismo nombre, a la cual se uniría después Juan José García, quien la dirige desde el 2020 junto a Maria Cecilia Villegas y José Raúl Odría. El movimiento ha cambiado de “casa” en dos oportunidades, algunas caras han cambiado con el paso del tiempo, pero los ideales originales han permanecido intactos a lo largo de los años: promover políticas públicas que respeten la libertad de elección social y económica.