Sincerar para reactivar

El presidente Sagasti indicó que el siguiente gobierno tendrá que realizar las reformas tributaria y laboral, las cuales deberían desarrollarse de manera simultánea. Sin embargo, esto no implica que el Ejecutivo se quede de brazos cruzados los siguientes ocho meses, ya que existen medidas que pueden aliviar la actual debacle económica.

Por ejemplo, para reactivar la economía, sería de utilidad resolver los litigios tributarios pendientes. Actualmente, existen más de 10,000 casos (4,140 en Sunat, 4,347 en el Tribunal Fiscal y 1,688 en el Poder Judicial), los cuales, como van las cosas, podrían resolverse en varios años, generando un entrampamiento de recursos para el Estado y las empresas litigantes.

Sin embargo, existen algunas iniciativas para eliminar este cuello de botella, como la del congresista Alcides Rayme, quien plantea un acuerdo entre los contribuyentes y la Sunat, para pagar la deuda principal acotada, a cambio de que la Administración Tributaria desista del cobro de intereses y de seguir litigando.

Si bien esta medida se puede mejorar, apunta en la dirección correcta, ya que generaría dos efectos positivos. Por un lado, supondría un ingreso para el fisco de hasta S/5,000 millones en el corto plazo, tomando como referencia estimados de la deuda tributaria actual. Por otro lado, se liberarían los recursos de las empresas inmovilizados en cartas-fianza, equivalentes al 60% del monto en litigio.

Para contrarrestar la agitación electoral de 2021, el gobierno debe tomar medidas para reactivar la economía a través del sector privado. De lo contrario, nos quedaremos estancados en el agujero en el que hoy estamos metidos.

Deja una respuesta